Misterio (ese equilibrio...)

|
No es la desesperación, ni la impaciencia.
Tampoco es la apatía de simplemente esperar que todo llegue.
No es el optimismo ciego,
ni es tener una visión del mundo tan amplia que resalte los defectos.
No es planificar cada segundo de mi vida, cada pensamiento, cada acción,
pero también es verdad que no es dejar todo librado al azar...
No funciona presionar a mi mente para que sea positiva,
pero tampoco parece funcionar el dejarla fluir...

No es que no me sienta encaminado,
pero todavía no sé cómo alcanzar mis sueños...

1 comentarios.:

Livier dijo...

Creo que todos llegamos a esa etapa en la que tienes el pasado y frente a ti el resto del mundo... lindo saludos